Trabajo por cuenta ajena

Procedimiento de ingreso

 
Autorización Inicial y Contrato de Residencia
En Italia el empleador que pretenda contratar a un ciudadano no comunitario, residente en el extranjero, tendrá que presentar una solicitud de autorización inicial (Nulla Osta) de residencia y trabajo por cuenta ajena, ante la Ventanilla Única para la Inmigración (Sportello Unico per l’Immigrazione) en la misma provincia donde se desarrolla la prestación de trabajo; eso en función de las cuotas de entrada establecidas en el Decreto Flussi que fija el número máximo anual de trabajadores extracomunitarios a los que se otorgará el permiso de residencia por motivo de trabajo.
El empleador con dicha petición presenta una oferta de empleo cuya retribución no es inferior a las normas contractuales italianas y una propuesta de contrato de residencia que indica la disponibilidad de un alojamiento adecuado para el trabajador.

Visa/Visado de Ingreso
El visado, que es una pegatina que se estampa en el pasaporte corriente o en otro documento de viaje y tránsito, es la autorización concedida a un extranjero para ingresar y permanecer en el territorio de la República Italiana. En Italia hay que solicitar el visado de entrada para trabajo por cuenta ajena en la Embajada o Consulado italiano territorialmente competente dentro de los 180 días contados a partir de la fecha de emisión de la autorización inicial (Nulla Osta) por parte de la Ventanilla Única para la Inmigración.

Solicitud de Permiso de Residencia
Dentro del plazo de 8 días desde su entrada en Italia, el trabajador tendrá que acudir a la Ventanilla Única para la Inmigración que expidió la autorización inicial para firmar el contrato de residencia y presentar la solicitud para el permiso de residencia. De no hacerlo su presencia en Italia será considerada irregular.